viernes, enero 27, 2006

Viernes, 27 de Enero del 2006.

Empieza a hacer frio.

* * *


Tanto tiempo deseando una tarde para estar en casa y hacer todo aquello que tenía que hacer, que quería hacer. Navegar, photoshop, php, buscar trabajo... y ya la tengo. Pero ahora todo el tiempo parece mucho.
Me hace gracia la gente que se aburre. Yo, hace algun tiempo, prometí no volver a aburrime nunca, y es una de las pocas promesas que puedo vanagloriarme de haber cumplido, y de las pocas que estoy segura de poder cumplir durante toda mi vida.
En fin. Mucha otra gente dice no aburrirse, pero pasan horas frente al televisor, viendo gran hermano u otro tipo de propramas patéticos, lo que, aunque no es aburrimiento, también me parece una forma atroz de matar al tiempo. Pero cada cual vive su vida como desea.

Ahm, el remedio contra el aburrimiento es sencillo, es como resolver un problema buscando uno mucho más complicado, para que el primero parezca trivial. Sólo, buscaos un par de trabajos, unas clases particulares, y alguna otra obligación más. Ya veréis qué rápido comenzais a apreciar el poco tiempo que os sobre :).

En contra de la gente que mata el tiempo, para otros nunca hay suficiente. Como si no tuvieramos todo el tiempo del mundo, digo yo. Aunque quien sabe si no habrá algo que hacer que nos lleve toda una generación.

El quid de la cuestión, de todo este rollo, quiza sea la manera de contemplarlo. Si ante ti tienes una vida, a saber, cómoda, donde nuca te va a faltar qué comer hoy, ni actividades más o menos entretenidas, más o menos frívolas. ¿Que más pedir, no?. O pongamos otro tipo de vida, la que vi ayer en una película iraní (A las cinco de la tarde), que trata sobre las mujeres en Afghanistán, tras la caída del régimen talibán. No más futuro que los sueños de uno mismo. Un continuo esperar, entre ruinas y conflictos. ¿A qué? A una vida mejor, suponemos.

Contemplando mis últimos dos años, se han pasado volando, a fuerza de dejarme absorber por el agujero negro de mi trabajo. Contemplando los últimos tres meses, se han pasado volando, también. Quien iba a decir que tres meses enteros pudieran pasarse volando.

jueves, enero 19, 2006

Informáticos vs. informáticos

No era mi intención hacer de este un blog técnico, computacional o sobre programación... vamos, lo que comunmente se llamaría friki. Aunque ahora que lo pienso, si alguien habla sobre su trabajo (pongan un cualquiera, un ingeniero industrial, un electricista, un médico) no se les tacha de nada, en todo caso de expertos o intelectuales, asi pues ¿porqué los informáticos tenemos esa lacra?.

Aparte, llamemos a las cosas por su nombre, que la informática es muy amplia. Ese suele ser el mayor problema con los p*** usuarios (lo siento, si en el fondo los quiero, pero algunos dias los cortaría en pedacitos muy pequeños, tras haberles succionado adecuadamente toda la sangre, claro está).
Como decía, ese es un problema, porque la gente te ve trabajando con ordenadores, o más bien, te presentan como el "informático/a" de la empresa, y se piensan que les tienes que solucioanr todos sus problemas con los pececitos.
Non. Error. Yo NO hago eso. Soy programadora y no tengo ni p*** idea de porque guindous se china y le salen pantallazos azules. Cierto es que puedo intentar solventarlo, pero ese NO es mi trabajo, aunque solo sea porque NO se hacerlo. Para ello estan nuestros colegas de la otra rama, los de sistemas.

En fin, como una todavía está en la tonta edad de querer aprender y ayudar a la gente, los años incautos, me voy a apuntar a un curso de mantenimiento de ordenadores. Total, ya me conectaré por las noches auriculares en la cama, a ver si se me queda algo de como carajos se programa corretamente y no eso que te enseñan en la universidad. Dormir no es tan importante.

Dichoso mundo competitivo.

jueves, enero 05, 2006

Un psicótico dia de trabajo

Mi estimado novio suele decir que soy una obsesa del trabajo... y probablemente tenga razón.

Los usuarios no comprenden que la informática no es una ciencia exacta, sino todo lo contrario. Murphy, el destino, la casualidad (llámenlo como quieran) son quienes dirigen realmente el funcionamiento de esas máquinas, haciendo que dejen de funcionar toda la mañana hasta que el informático de turno se aproxima... Si, sólo se aproxima, porque entonces el ordenador se acojona y no hay ni que tocar una sola tecla ni hacer un solo movimiento de ratón para que todo vuelva a su estado normal. Este tipo de cosas fomentan entre los usuarios las creencias de que existen seres pequeñitos que viven dentro de la carcasa del pc. Como me comentaba alguien recientemente, el secreto informático es que, nosotros les damos de comer...

En estas condiciones suelo prepararme psicologicamente a base de rock duro o juegos de batalla que impliquen destrucción masiva. Sin embargo, esto no siempre es factible, por ejemplo, cuando las oleadas de quejas llegan segun entras por la puerta. Los usuarios tampoco comprenden que los informáticos seguimos siendo personas, por las mañanas estamos tan poco receptivos como cualquiera, y necesitamos por lo menos una hora para que la dosis de cafeina en vena surta su efecto. ¡Un poco de civismo!.

Hoy, mientras miraba la pantalla de un pc, que estaba cabreado con un ecg y no queria comunicarse con él, mientras les miraba, decía, buscando la mejor manera de reconciliarles para poder volver a mis entretenidos (y fáciles) codigos php, me han venido a la cabeza unos textos que leí en circunstancias similares, hará ya un par de años. Recuerdo haberme reído bastante leyendo cosas sobre usuarios cuyo ordenador les llamaba cosas, que se les vaciaba el correo inesperadamente, o las tipicas crisis (no se si nerviosas o de risa) de la gente del sat (servicio de atención técnica) cuyos usuarios les creían capaces de hacer funcionar su pc... aunque se hubiera ido la luz de todo el edificio.

Definitivamente, de mayor quiero ser bofh.